Reputación online: cosa de todos

Reputación online

La reputación es la opinión que otros tienen sobre ti

La reputación online, igual que la reputación tradicional, es el reflejo de la opinión que los demás tienen sobre ti. Es importante cuidarla, porque a nadie le gusta que tengan mala opinión sobre su persona, menos aún si se trata de una empresa. Las empresas quieren ser bien valoradas, sobre todo, por sus potenciales clientes.

Antes del salto a la era de los social media, la empresa tenía mayor control a la hora de forjar su reputación. Tras la aparición de blogs, redes sociales, y en resumidas cuentas, un sin fin de plataformas a través de las cuales el usuario puede opinar libremente, la reputación de las empresas ha pasado a ser cosa de todos.

Si un usuario tiene una mala experiencia con una empresa concreta, lo compartirá en redes sociales, tanto en su perfil personal como, seguramente, en el perfil de la empresa. Si por algo se caracterizan las redes sociales es por su capacidad para viralizar la información de forma inmediata. Por tanto, esa opinión negativa pronto llegará a muchos otros usuarios.

No hay que olvidar, además, que ha cambiado la forma en que el usuario consume la información. Antes, cuando el usuario quería consumir un servicio o adquirir un producto, lo tenía más difícil para recopilar información, y las fuentes de las que esta información provenía eran mucho menores. En cambio, hoy en día el usuario entra en Internet para leer opiniones de otros usuarios, pues confían más en lo que les sugiera otro consumidor que en lo que les sugiere la propia empresa. Por eso es importante tener presencia en redes sociales y contar con buena reputación entre los usuarios. 

Proceso de escucha

Escuchar es esencial

Si bien es cierto que a muchas empresas les da miedo exponerse tanto a críticas como a alabanzas, tener un perfil en redes sociales es un paso que hay que dar, porque es la forma más rápida de conocer y gestionar tu reputación en medios online. Si la información que te llega es positiva, continua trabajando para mantener esa buena reputación. Si por el contrario, percibes que los usuarios no hablan bien de ti, mantén la calma. El primer paso para reparar los errores es percibirlos. Escucha el porqué de tu mala reputación y trata de poner soluciones, porque aunque en momentos de pánico pensamos que no es posible, todo en esta vida tiene solución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s